Virtual Patching en funcionamiento (Parte II)

Siguiendo la entrada anterior Virtual Patching en funcionamiento (Parte I) vamos a seguir viendo los efectos del Virtual Patching pero en el caso frente a un escáner de vulnerabilidades.

Lo que vamos a hacer es lanzar uno desde una máquina virtual con Kali Linux hacia un Windows XP vulnerable. ¿Por qué un XP? Porque este sistema operativo está aún muy presente en muchos equipos en entornos industriales y debido al largo ciclo de vida de las estaciones o instalaciones que gobiernan, siguen funcionando a pleno rendimiento. Sin embargo, como sabemos ya no hay soporte y muchos de ellos no están parcheados, lo cual les convierte en un objetivo muy apetecible a malware y usuarios malintencionados. Ni qué hablar de Windows 2000 que también los he visto… Buenos, el esquema era el siguiente:

Esquema 01

Como decía, en el post anterior trataba los resultados tras hacer un escaneo con Nmap. Ahora toca pasar a la siguiente etapa dentro de una supuesta intrusión, o auditoría. Encontrar vulnerabilidades para ser explotadas. Para ello se utiliza un escáner que en nuestro será “Nessus”, pudiendo encontrarse otros como OpenVAS y Nexpose.

Kali Linux no lo trae por defecto, así que lo hemos descargado de la página del producto, obtenido el código correspondiente, instalado y actualizado los plugins. Luego creamos el proyecto y definimos los perfiles que queremos utilizar. En mi caso he dejado sólo los relacionados con plataformas Windows para que sea algo más rápido. No obstante os dejo otro de mis post donde hablaba de la metodología del Pentesting. Lo podéis encontrar aquí.

Nessus 01

Por otro lado la configuración de reglas en el Fortinet Fortigate Rugged 60D quedaría como sigue:

Nessus 02

Como se puede ver se permite todo el tráfico entre las interfaces “Wan1” y “Wan2”, pero se someterá a los motores Antivirus, Control de Aplicación e IDS/IPS. Lo sé, lo sé, habría que restringir el tráfico sólo al imprescindible pero para la prueba lo dejaré así. En la vida real, ni se os ocurra hacer esto. En el caso de este último, el IDS, se ha configurado para que bloquee “Block” todo aquél tráfico que coincida con alguna de las reglas en él definidas.

Tras lanzar el escáner vemos que el resultado es el siguiente. El Fortigate ha bloqueado los paquetes desde el escáner:Nessus 03

Si a continuación hacemos un reporte de las vulnerabilidades encontradas vemos que sólo se han encontrado un total de 8 de nivel informativo.

Nessus 04

Así pues el supuesto atacante apenas podría haber obtenido información del objetivo, con lo que tendría más complicado a la hora de lanzar un exploit concreto cara a aprovechar una vulnerabilidad. Aunque no se aprecie en la imagen, los datos ofrecidos no son relevantes cara a este fin, la intrusión. En cambio, si deshabilitamos dicha protección, esto es:

Nessus 05

Y lanzamos de nuevo el escáner, el resultado sería bien distinto:

Nessus 06

Aquí veremos que sí se obtienen datos sobre el equipo con Windows XP y por tanto sería exitoso el ataque como el que se podría llevar a cabo en el punto siguiente. Entre ellas hay un total de 3 vulnerabilidades “Critical”, 2 “Medium”, y 20 “Info” destacando entre ellas la que figura a continuación.

34477 (1) – MS08-067: Microsoft Windows Server Service Crafted RPC Request Handling Remote 

Code Execution (958644) (uncredentialed check) 

Synopsis

Arbitrary code can be executed on the remote host due to a flaw in the ‘Server’ service.

Description

The remote host is vulnerable to a buffer overrun in the ‘Server’

service that may allow an attacker to execute arbitrary code on the remote host with the ‘System’ privileges.

See Also

http://technet.microsoft.com/en-us/security/bulletin/ms08-067

Solution

Microsoft has released a set of patches for Windows 2000, XP, 2003, Vista and 2008.

Risk Factor

Critical

CVSS Base Score

10.0 (CVSS2#AV:N/AC:L/Au:N/C:C/I:C/A:C)

CVSS Temporal Score

8.7 (CVSS2#E:H/RL:OF/RC:C)

STIG SeverityI

References 

BID 31874

CVE CVE-2008-4250

XREF OSVDB:49243

XREF MSFT:MS08-067

XREF IAVA:2008-A-0081

XREF CWE:94

Exploitable with

CANVAS (true)Core Impact (true)Metasploit (true)

Plugin Information:

Publication date: 2008/10/23, Modification date: 2015/06/18

Hosts

XX.XX.XX.17 (tcp/445)

Queda bastante claro la funcionalidad de estos motores. A pesar de no restringir el tráfico mediante reglas de firewall tradicionales y dejar pasar todo, algo que obviamente NO DEBE HACERSE BAJO NINGÚN CONCEPTO, nos proporcionan un grado de protección evidente.

En este ejemplo lo hemos hecho sobre un Windows XP vulnerable, pero esto también podríamos emplearlo como elemento de seguridad perimetral sobre Sistemas de Control y Automatización Industrial u otros dispositivos con capacidades limitadas para la implementación de medidas de seguridad. Su protección en este caso radicaría en el Fortigate Rugged 60.

Así hemos terminado por hoy. En la próxima entrada veremos cómo comprometer el Windows XP mediante Metaesploit gracias a la vulnerabilidad anterior.

Como en otras ocasiones os animo a que dejéis vuestro comentario, tanto si es positivo como si no lo es. Todo sirve para mejorar.

Lo dicho, un saludo, nos vemos en la próxima!!

Defensa en Profundidad, breve repaso…

Desde hace varios años hemos ido viendo como en los entornos IT se ha venido aplicando el concepto de “Defensa en Profundad” cómo modelo para garantizar unos niveles de seguridad aceptables en nuestros sistemas e infraestructuras. El mismo, consiste en implementar distintos controles y barreras con el fin de frenar la actividad de un usuario o software malicioso. De esta manera, la explotación de una vulnerabilidad, o debilidad, no compromete a toda la organización.

El primer paso es disponer de un inventario exhaustivo y actualizado de los equipos, tecnologías y aplicativos. No podemos pretender proteger nuestros activos si no sabemos cuántos y de qué tipo tenemos. Luego definiremos la importancia y criticidad que tienen para nuestra empresa y llevaremos a cabo una evaluación riesgos que nos permita establecer un plan de diseño para asegurarlos. Finalmente, en función de esto último, consideraremos las mejores medidas tanto humanas como técnicas para alcanzarlo.

Así pues este modelo de “Defensa en Profundidad” quedaría resumido gráficamente de la siguiente manera:

Defensa en profundidad

En primer lugar nos encontramos con los Procedimientos y Políticas de seguridad propias de la organización. Éstas se apoyan en los Estándares ya establecidos, pero además hay que sumarles los Roles que cada responsable acaparará dentro de la empresa.

La seguridad física la definimos como la barrera que impide a un usuario acceder in situ al sistema en cuestión, y que requiere algún tipo de identificación. Sin embargo, no es la única medida. Por ejemplo las cámaras de video vigilancia o personal de seguridad son otras de ellas.

La seguridad perimetral es la encargada de proteger la primera línea en cuanto a las comunicaciones se refiere, siendo los cortafuegos el equipamiento por excelencia. La diversificación de los ataques los han hecho evolucionar incorporando cada vez más características. Considerar IPs y puertos de origen y destino, son insuficientes para atajar las amenazas actuales. Hoy en día tenemos que hablar de los NGFW (Next Generation Firewall) que disponen de funcionalidades como filtrado a nivel de aplicación, Deep Packet Inspection, motores antivirus, IDS/IPS, Sanboxes, VPN, entre otras. NIDS (Network Intrusion Detection System) es otro de los dispositivos que nos podemos encontrar y que pueden estar instalados como equipos dedicados.

Una vez en la red interna nos encontramos con distintas medidas. Una de ellas es la de separar el tráfico mediante VLANs, de tal manera que quede acotado a un único segmento lógico. Luego a nivel de capa 3, las ACLs pueden ser un gran aliado de tal manera que sean los propios equipos de red los que permitan o denieguen cierto tipo de comunicaciones antes de llegar a los firewalls. La seguridad en puerto y un NAC (Network Access Control) son otras de las medidas a tener en cuenta.

Ya en los equipos finales son varias las medidas. La primera la situamos en el control de acceso. La implementación de un Directorio Activo nos facilita mucho las tareas, aunque dependiendo el entorno a veces la autenticación local es la máxima solución con la que podremos aspirar. A él hay que sumar el bastionado del sistema mediante la implementación de parches, limitar el uso de aplicaciones y reducir servicios a los estrictamente necesarios. Algunas de estas soluciones incorporan la capacidad de limitar el uso de dispositivos USB y evitar así que cualquier usuario pueda conectar el suyo propio con el riesgo que esto entraña. A diferencia de los NIDS, aquí dispondremos de los HIDS, esto es funcionalidades IDS/IPS a nivel de host para detectar cualquier intento de intrusión. Finalmente, las soluciones antivirus, que visto lo visto hay quienes demuestran y aseguran que pueden llegar a ser poco efectivos. Ver esta entrevista a Joxen Koret.

A nivel de aplicación deberemos centrarnos en la programación segura de las aplicaciones y evitar así errores en el código que permitan a un exploit aprovechar vulnerabilidades y llevar a cabo distintos tipos de ataques. El uso de protocolos para el cifrado de las comunicaciones es  otra buena medida para proteger la transmisión de datos por la red. También es significativo la configuración de las mismas, debemos evitar las configuraciones por defecto, y que se ejecuten sólo con aquellos permisos y recursos necesarios para su operativa.

Finalmente encontramos al dato en sí mismo. Aquí garantizar su integridad, confidencialidad y autenticación es primordial. Como barrera podremos encontrarnos con soluciones de Data Loss Prevention con el fin de que los datos puedan ser extraídos de los sistemas que los albergan y perder el control sobre los mismos. Por supuesto hemos de tener en cuenta el uso de algoritmos robustos. De nada nos sirve cifrar la información si luego empleamos métodos que son fáciles o relativamente fácil de romper.

De esta manera hemos hecho un rápido repaso al concepto de “Defensa en Profundidad”, eso sí, en entornos IT. Sin embargo, ¿es aplicable a un entorno OT? ¿Un entorno industrial tiene las mismas necesidades de protección?

Esta y otras respuestas las dejamos para sucesivas entradas. ¡Nos vemos en la próxima!

Distribuciones para seguridad y servicios de red

Que la seguridad es un elemento clave en cualquier entorno sea en infraestructuras de comunicaciones, informática o entornos industriales es algo que a esta altura del partido nadie se cuestiona.  Controlar el acceso a la red, los ficheros, gestionar los permisos y derechos de los usuarios, cifrado de comunicaciones, filtrado de contenidos, etc. etc. son algunas de tantas medidas que podremos adoptar para garantizar una seguridad global y proteger así nuestra información.

Como es costumbre no voy hablar de las configuraciones que nos ofrecen los Sistemas Operativos o aplicaciones sino que nos ceñiremos, como siempre, a las comunicaciones. Desde este punto de vista los firewalls e IDS/IPS juegan un papel clave. Deberemos empezar por tener muy claro dónde situarlos para proteger unos u otros segmentos de red en función de lo que allí tengamos. Mientras que los Cortafuegos permitirán o denegarán el tráfico dirigido equipos que prestan algún tipo de servicio; los IDS/IPS se encargarán de analizarlo y detectar posibles patrones de ataques o “movimientos” hostiles en nuestra red. Y si es posible, tomar alguna medida para bloquearlo.

Cada uno de nosotros tenemos una disciplina profesional definida, lo cual no quita que tengamos que saber de otras que circulan a nuestro alrededor. Todo lleva un aprendizaje previo, y con él un tiempo que puede no tengamos, al menos, para especializarnos todo que quisiéramos. Da igual si hablamos de tecnologías, comunicaciones, sistemas, aplicaciones, entornos,… todo lleva lo suyo. Por no hablar de las soluciones propietarias de fabricantes, que si Cisco saca tal o cual prestación, Juniper hace algo parecido con distinto nombre, etc. etc. vamos, la historia de nunca acabar.

Para facilitarnos las cosas, por suerte, existen algunos proyectos e iniciativas con los que podemos contar para que, con una menor inversión de tiempo y conocimientos, podamos acceder a ciertos sistemas, aplicaciones y funcionalidades. Tal es el caso de las distribuciones con un conjunto de herramientas dispuestas a cumplir con un fin concreto. Así como dentro del mundo de la seguridad y pentesting tenemos a “Kali” existen otras, las cuales están orientadas a la seguridad o servicios de red, que presento a continuación.

Firewalls

SmoothWall Firewall

M0n0wall

BrazilFW, Firewall and Router

IDS

SmoothSec

EasyIDS

Monitorización de redes

FAN, Fully Automated Nagios

Seguridad de redes

NST, Network Security Toolkit

Router

BSD Router Distribution

En el siguiente enlace os dejo un listado que podréis encontrar en Wikipedia donde se incluyen bastantes más, algunos incluso descontinuados. Pinchar aqui.

Almacenamiento

FreeNAS

Openfiler

Aparte de la facilidad de su despliegue y su uso gracias a sus interfaces gráficas, otra de las ventajas a destacar es su costo. Al estar basados en software libre, se hacen propicios en entornos donde no se cuente con recursos económicos para adquirir otro tipo de soluciones comerciales, o incluso sustituirlas según sean los casos. Pensemos, por ejemplo, en una PYME que pueda reutilizar un equipo reemplazado y que dotándolo con unas tarjetas de red adicionales pueda convertirse en un cortafuegos, router, web proxy, servidor VPN, o lo que sea. Lo que quiero decir es que no necesitamos invertir una cantidad de dinero más o menos considerable para garantizar la seguridad sino que además no tenemos que renunciar a ella en caso de no disponer de un capital para adquirir algún producto de los tantos que hay en el mercado.

En fin, bien por falta de tiempo o recursos económicos, no tenemos porqué perder unos servicios o funcionalidades en nuestras redes de datos. Tenemos a nuestra disposición un gran número de distribuciones, que sin tener un conocimiento exhaustivo de los sistemas sobre los cuales están basados, pueden cumplir con nuestras necesidades.