Separar y Segmentar, primeros pasos para reducir riesgos…

Hace unos meses hablaba del concepto de Defensa en Profundidad en entornos industriales y de las medidas que ello conlleva para reducir el riesgo de sufrir algún incidente de seguridad. Como podemos comprobar no se trata de tomar una única medida, sino que es la suma de un conjunto de ellas aplicadas en distintas capas.

Una que resulta fundamental y deberemos implementar en primera instancia, es Separar y Segmentar nuestras redes. Veremos de qué se trata.

Cuando hablamos de separar nuestras redes, hablamos de establecer una frontera entre la red “Común” donde ubicamos las redes IT tradicionales como un entorno de “Oficinas”; y nuestra de red de automatización o control, llamémosle de “Producción”. La forma cómo lo hacemos es, introduciendo un elemento de seguridad perimetral como un Cortafuegos que permita sólo aquellas comunicaciones que sean estrictamente necesarias. Sin embargo deberemos tener presente aspectos clave en estos tipos de equipos, como que sean Cortafuegos de Próxima generación (NGFW, Next Generation Firewall) con funcionalidades IPS/IDS, Antivirus y Control de Aplicaciones; y que soporten protocolos de ámbito industrial tales como Profinet, Modbus-TCP, OPC, DNP3, ICCP, etc. Es decir no nos vale que sólo hagan DPI (Deep Packet Inspection) sobre FTP, DNS, HTTP, (que también son necesarios) si lo que nos interesa es detectar las amenazas propias de sistemas de control, carentes algunos de ellos de medidas de seguridad inherentes. Ahora bien, no nos podemos olvidad que estos dispositivos introducen latencias y por tanto, dependiendo del ámbito de automatización, estaremos introduciendo retardos, que pueden ser inasumibles.

Dicho lo cual, y por representarlo de forma simple y gráfica, nos quedaría de la siguiente manera:

Separacion_01

Como podemos comprobar estamos hablando de una separación física de ambos entornos. Cada una pose uno o varios enlaces a través del dispositivo de Seguridad Perimetral, y cuyo tráfico será sometido a las reglas que configuremos en él. Obviamente estos equipos, dependiendo de fabricante y modelo, podrán tener unas u otras capacidades.

Al mismo tiempo lo idóneo es que la red de control posea todos los recursos necesarios (servidores de almacenamiento, DNS, NTP, etc.) para poder operar de forma totalmente independiente de la red de “Oficinas” pero lamentablemente esto no siempre es así.

Las redes físicas completamente separadas constituyen la mejor de las opciones, ya que pueden utilizarse para conseguir una separación lógica y física total. Ambos entornos se basan en su propia topología y al no tener componentes de red compartidos tales como switches o routers, todas las comunicaciones de entrada y salida entre la red “Común”, y las redes de “Automatización”, se controlan mediante un punto de seguridad como el NGFW definido anteriormente.

A nivel de infraestructura esta solución también aporta la ventaja que cada cual puede desarrollar su actividad de manera diferente. Por tanto, ante cualquier cambio o migración en los entornos, sólo es necesario modificar el elemento de acoplamiento al Firewall para seguir garantizando la comunicación. Esto es especialmente importante considerando los ciclos de vida del equipamiento en entornos OT, mucho mayor en comparación con los de IT.

No nos debemos olvidar que la premisa de los entornos industriales y las Infraestructuras Críticas es garantizar la disponibilidad de las instalaciones, por tanto en caso de producirse algún fallo en la red “IT”, éste no afectará al entorno “OT”.

Separados ambos entornos, el siguiente paso será aplicar el concepto de Segmentación. La  Segmentación consiste en subdividir la red, o redes, del entorno de automatización en lo que denominamos “Zonas de Seguridad”, y la aplicación de un “Punto de aplicación de seguridad”.

Definiremos como “Zona de Seguridad” al conjunto de dispositivos, aplicaciones, servicios y otros activos agrupados según su ubicación, funcionalidad o condición, tanto desde un punto de vista físico como lógico. Un “Punto de aplicación de seguridad” es un elemento o dispositivo, normalmente un Firewall, cuya  misión es la de filtrar todas las comunicaciones hacia, desde o entre, las distintas “Zonas de Seguridad”. La idea es sencilla, agrupar y aislar  un conjunto de activos y controlar todos los flujos de comunicaciones entre ellos. Al hacerlo conseguiremos por un lado, reducir el grado de exposición que tendrá una “Zona de Seguridad”, y por otro, en caso de producirse un evento de seguridad (ataque, escaneo, propagación de malware, etc.) quede confinado a su “Zona”. Esto no sólo reforzará nuestra seguridad sino que además aumentará nuestro grado de resiliencia frente a cualquier fallo producido por algún tipo de actividad hostil, ya que, aunque una “Zona” haya quedado aislada o sus comunicaciones bloqueadas, el resto de “Zonas” podrán seguir estando operativas. No estarán al 100% pero al menos podrán seguir funcionando a un rendimiento menor durante equis tiempo.

Escenario_01

Una de las preguntas claves es, qué tamaño debe tener una “Zona de Seguridad” y qué dispositivos hay que incluir en cada una de ellas. Cada arquitectura es única,  no sólo por el tipo de equipamiento en sí, a veces común pero distinto según fabricante, modelo y prestaciones, sino cómo cada sistema está desplegado dentro de su propio entorno y cómo se comunica con otros para formar una única, completa e integrada red de control industrial. No existe una respuesta única de cómo se debe diseñar una arquitectura concreta ya que son muchos son los factores a tener en cuenta propios de cada instalación. Algunos de ellos, que no los únicos, son; tamaño de la empresa, sector, actividad, criticidad de los elementos, capacidad de la electrónica de red, antigüedad de los equipos, vulnerabilidades, perfil de usuarios que acceden a ellos, etc.

Nuevamente,  un aspecto clave  son los tiempos. No nos podemos olvidar que en los entornos industriales ha de garantizarse, en primer lugar la disponibilidad de las instalaciones. Por ello en la decisión qué y cuántos componentes se pueden combinar dentro de un área de seguridad deberemos estudiar cuánta cantidad de tiempo es asumible y cuánta no, en el supuesto que algún suceso deje inoperativos, total o parcialmente, nuestros equipos.

Otro de los elementos que deberemos contemplar es la creación de una DMZ. Sí, aquí, en los entornos industriales también debe haberlas. El concepto de esta DMZ es muy similar al que se ha hecho en los entornos IT tradicionales. En esta Zona ubicaremos aquellos recursos compartidos que pudiera haber entre ambas zonas como servidores Antivirus; gestor de parches; otros específicos de la red de automatización como Bases de Datos, ficheros, NTP, DNS, pasarelas VPN, Escritorio Remoto, etc.

Escenario_02

Como vemos poco a poco a medida que nos adentramos van apareciendo más componentes y más aspectos a tener en cuenta. Esto es sólo la “punta del Iceberg”. Seguramente muchos de los que lean el presente verán que faltan muchas cosas, ¡VAYA QUE SI FALTAN! Esto es sólo un esquema genérico, luego hay que profundizar sobre cada uno de los aspectos. Por ejemplo, deberíamos hablar de las ACLs que nos servirán de apoyo para discriminar cierto tipo de tráfico a nivel de la electrónica de red; cómo configurar los equipos en Alta Disponibilidad; ¿enrutamiento estático o dinámico?; diseño de VLANs; cifrado de comunicaciones; y un largo etcétera.

Resumiendo, mucho se podría hablar y escribir sobre cómo diseñar, o ajustar, la arquitectura de red. Podremos establecer parámetros, líneas de trabajo o estrategias genéricas, pero luego cada proyecto es totalmente distinto.

Con esto damos por concluida la entrada de hoy que al igual que las anteriores espero sea de vuestro agrado. Os invito a que dejéis vuestros comentarios.

Un saludo, nos vemos en la próxima.

2 pensamientos en “Separar y Segmentar, primeros pasos para reducir riesgos…

  1. Pingback: LogicLocker, un Ransomware para ICS | Enredando con redes …

  2. Pingback: Controlando nuestros Proveedores, Parte I. | Enredando con redes …

Deja un comentario