Asegurando el enrutamiento Parte II

Siguiendo con el post anterior, en esta ocasión expondremos porqué resulta importante llevar a cabo algunas configuraciones adicionales en nuestros equipos para prevenir incidentes de seguridad, en lo que al enrutamiento se refiere.

Los protocolos de enrutamiento notifican a otros equipos los cambios que ha habido en la red como la pérdida de acceso a alguna de las redes. Llegado el caso, el equipo envía a otros un “aviso” de que ya no tiene acceso a esa red y por tanto hay que ver si existe una ruta alternativa. Estos avisos puedes ser bien por “tiempo”; cada equis segundos, enviará la relación de redes a las que tiene acceso o incluso toda la tabla de enrutamiento; o por “eventos”, cada vez que un equipo de capa 3 pierde la conectividad o el acceso a una red.

En el caso de OSPF los equipos establecen adyacencias mediante el envío de paquetes “Hello”, y una vez establecidas éstas se notifican las redes a las que cada cual tiene acceso. Considerando las que uno tiene, las que otros le notifican y un algoritmo, se calculan las mejores rutas a destino, creándose la tabla de enrutamiento.

Lo malo es que si, como digo, no tomamos ciertas precauciones, un usuario malicioso podría generar paquetes “Hello”, crear una adyacencia con el equipo de Capa 3 y conseguir que éste le entregue la relación de redes a las que tiene acceso. Veamos un ejemplo. En la imagen que se muestra a continuación se observa una red en la que existen 4 equipos que realizan labores de enrutamiento core-of-01 y core-of-02 (equipos centrales de redes de oficinas) y core-srv-01 y core-srv-02 (equipos centrales de la red de servidores). Estos equipos ejecutarán OSPF como protocolo de enrutamiento y estarán conectados por medio de redes 192.168.20.0 /24 (VLAN 20); 192.168.21.0 (VLAN 21) y así sucesivamente. La red de oficinas será la 192.168.10.0 /24 (VLAN 10) mientras que la red de servidores la 192.168.100.0 /24 (VLAN 100). Los switches srv-01 y of-01 son switches de acceso tanto de la red de servidores como de oficinas, respectivamente.

Con la aplicación Loki podremos, entre otras cosas, establecer una adyacencia con el router y conocer las redes a las que tiene acceso éste. En nuestro ejemplo esta aplicación estará instalada en el PC nombrado como “LOKI”, un equipo con Ubuntu 11.04. Ejecutaremos la aplicación y tras seleccionar la interfaz a usar veremos cómo ya comenzamos a conocer el ID del router, el área, la autenticación si la hubiese etc.

Si a continuación modificamos los valores de área y autenticación que figuran en la parte baja de la imagen y comenzamos a mandar los correspondientes mensajes “Hello” podremos establecer adyacencia con él y facilitándonos el listado de redes a las que tiene acceso.

Y si pinchamos en el botón “Hello” se establecerá una adyacencia como se muestra en la consola de core-of-01

Nuestro equipo con loki tiene la IP 192.168.10.24y y….¡Voila!

A partir de aquí podríamos incluso inyectar rutas, cracker passwords, etc.  además de otras muchas cosas …

Por ejemplo para inyectar una ruta, pincharemos sobre “Inyection” y escribimos la ruta que queremos inyectar, en este caso 10.10.10.0 /24 y seleccionamos “Add”.

Consultamos la tabla de enrutamiento de core-of-01 y ahí la tenemos:

Pero también tendremos que tener en cuenta que core-of-01 la anunciará al resto de los equipos que corran OSPF, por lo que por ejemplo core-srv-01 al igual que el resto de equipos involucrados en el enrutamiento la incluirán en su tabla de enrutamiento:

 

A lo que voy con estos ejemplos es que un usuario malicioso podría conocer las redes/subredes de nuestra red a partir de un protocolo de enrutamiento mal configurado, en nuestro caso OSPF. Por otra parte al poder inyectar rutas en las tablas de enrutamiento podría llegar a alterar el tráfico de nuestra red, vamos complicarnos la vida…

En resumen algo hay que hacer, pero eso lo dejaremos para la tercera, y última entrega.

Seguiremos informando.

Un saludo.

Deja un comentario